viernes, 23 de noviembre de 2007

ANTIINFLAMATORIOS Y VISITAS MÉDICAS (1)

Llegados a este punto cabe hacer mencion especial al primer contacto de mi cuerpo con los corticoides. Ante la poca respuesta a los medicamentos ya mencionados, el especialista propuso como terapia el administrarme varias inyecciones de Nuvacthen depot. El preparado en cuestión venía en cajas de tres ampollas de 0´5 ml de producto. El principio activo de las ampollas es Tetracosáctido hexacetato perteneciente a los corticoides del grupo ACTH. La ACTH es polipéptido de 39 amininoácidos cuya secuencia varía según las especies. De los 39 aminoácidos, sólo 13 tienen actividad biológica conocida, los restantes determinan la actividad inmunológica.

La ACTH estimula dos de las tres zonas de la corteza suprarrenal que son la zona fascicular donde se secretan los glucocorticoides (cortisol y corticosterona) y la zona reticular que produce andrógenos y la androstendiona.

La ACTH es una hormona sintetizada de células basófilas del lobulo anterior de la hipófisis por estímulo del factor hipotalámico estimulante de la corticotropina (CRF) a partir de un precursor que es la preopiomelanocortina.

Todo este maremagnun de téminos médicos puede parecer un poco lioso, pero a mi entender es muy bueno saber todo lo que nos prescriben los especialistas. El paciente tiene el derecho de estar bien informado de todos los tratamientos a los que es sometido, y si no recibe dicha información está en su mano el solicitarlo.

Ante las primeras inyecciones note mucha mejoria, después de cada vial el dolor desaparecía y recuperaba la movilidad, pero una vez pasado el efecto, los síntomas volvían a manifestarse, eso siempre contando con que los corticoides tienen multitud de efectos secundarios sobre el organismo y se deben manejar con mucha precaución.

No hay comentarios: