lunes, 26 de noviembre de 2007

ANTIINFLAMATORIOS Y VISITAS MÉDICAS (2)

Otro de los medicamentos del grupo de los corticoides que me fue administrado se trataba igualmente de inyecciones de Celestone Cronodose. Las acciones terapeuticas que cubría principalmente eran: alergias, artritis, inflamaciones y para el rechazo de organos. El principio activo es la Betametasona, glucocorticoide sintético utilizado como agente inmunodepresor y antiinflamatorio. Las dosis farmacológicas de Betametasona, reducen la inflamación al inhibir la liberación de las hidrolasas ácidas de los leucocitos, previniendo la acumulación de macrófagos en los lugares infectados, reduciendo la capilaridad de las menbranas lo que ocasiona la redución de los edemas. Además, la Betametasona reduce la concentración de los componentes del complemento, inhibiendo la liberación de histaminas y cininas, e interfiere en la formación de tejido fibroso.

Los efectos anti-inflamatorios de los corticoides en general se deben a sus efectos sobre las lipocortinas, unas proteínas inhibidoras de la fosfolipasa A2. Las lipocortinas controlas la síntesis de potentes mediadores de la inflamación como los leucotrienos y las prostaglandinas, al actuar inhibiendo la síntesis de su procursor, el ácido araquidónico.

La actividad inmunodepresora de los corticoides se deben a que alteran la función del sistema linfático, reduciendo las concentraciones de inmunoglobulinas y del complemento, inhibiendo el transporte de los inmunocomplejos a través de las membranas capilares, reduciendo el número de linfocitos e interfiriendo con las reacciones antígeno-anticuerpo.

No hay comentarios: