miércoles, 26 de noviembre de 2008

AFECTACIONES ÓSEAS (2)

Escoliosis:
Una de las muchas afectaciones óseas de la espondilitis anquilosante es la escoliosis.
Cuando una persona padece una curvatura lateral de la columna estamos hablando de escoliosis, la curvatura puede ser hacia un lado u otro, en el área torácica y/o lumbar. En una persona escoliótica vemos que la curva de la columna arrastra a las costillas que están fijadas a ella, con lo cual se observa una marcada giba en la parte posterior del tórax, generalmente en la parte derecha.
La escoliosis es una deformidad de la columna vertebral que puede aparecer debido a multiples causas. La escoliosis se suele clasificar en tres grandes grupos:
- Escoliosis neuromuscular, alteraciones primarias
- Escoliosis congénita, malformaciones de nacimiento
- Escoliosis idiopática, de causa desconocida
Los sintomas son diversos: hombros dispares, clavículas u omóplatos prominentes, cintura dispar, caderas elevadas, inclinación hacia un costado, cabeza no centrada con la pelvis, dolor crónico.
El tratamiento ortopédico depende de los grados de la curvatura. Los corsés no corrigen las curvas solo las mantienen. El tratamiento quirúrgico esta indicado a partir de los 50 grados de desviación. La técnica quirúrgica consiste en implantes metálicos que permiten corregir la deformidad aplicando fuerzas de rotación.
La cirugía de la escoliosis es una operación agresiva y a pesar de que las complicaciones son mínimas, siempre hay que contemplar estas posibilidades.
En la actualidad mi columna vertebral está afectada de una acusada escoliosis, la gravedad de ella depende de su evolución, si sigue avanzando podría en un futuro llegar a comprometer la función respiratoria forzando con ello el músculo cardíaco.




No hay comentarios: