lunes, 7 de febrero de 2011

TERAPIAS BIOLÓGICAS (2)

Las terapias biológicas marcan un hito en el tratamiento y pronóstico de las enfermedades reumáticas.
Existe un subgrupo de enfermedades inflamatorias autoinmunes que no sólo comparten el mismo mecanismo de acción, sino que también comparten el dolor y la calidad de vida de los pacientes, la espondilitis anquilosante, la artritis reumatoide, la psoriasis...
Las denominadas enfermedades inflamatorias inmunológicas se producen por una reacción en cadena en la que juega un papel fundamental las citocinas, sustancia clave en todo el proceso de la inflamación y, según el órgano donde se desarrolle presenta manifestaciones diferentes.
Aunque estas enfermedades no tienen una gravedad mortal inmediata, sin tratar, pueden disminuir la esperanza de vida hasta en diez años.
El dolor y las secuelas que deja la espondilitis anquilosante supone un fuerte impacto en la calidad de vida de quien la padecemos.
Los espondilíticos nos enfrentamos además de un dolor crónico, a unas secuelas visibles, hombros y cuellos rígidos hacia adelante, conllevando una dificultad añadida.
A veces es difícil esclarecer si los que padecemos de espondilitis tenemos un brote porque tenemos strés o tenemos strés porque tenemos un brote.

No hay comentarios: