jueves, 10 de febrero de 2011

TERAPIAS BIOLÓGICAS (4)

Seguía pasando mis revisiones en el Hospital Comarcal Don Benito-Villanueva. No recuerdo el tiempo que estuve esperando hasta que el servicio de reumatología pudo contar con los biológicos, para administraselos a los enfermos que consideraban oportunos. En esas fechas existía un protocolo de actuación en la prescripción de las terapias biológicas, consistía en que sólo se administraban los biológicos a los pacientes en los que habían fracasado todo tipo de tratamiento anterior, bien porque no aliviaban el proceso inflamatorio o bien por la intolerancia (falta de tolerar algo por parte del organismo del individuo ante cualquier principio activo), siguiendo la enfermedad en fase progresiva.
En mi caso me mandaron Metotrexato, y con las primeras tomas me puse tan mal que tuve que abandonarlo. Teniendo contacto con otros enfermos y con la misma o diferente patología, me han comentado que también tuvieron que dejar el tratamiento, sin embargo hay pacientes que les va bien e incluso lo pueden compaginar con algún biológico.
Ahora los médicos ya no se rigen (según creo) por el protocolo antes citado. Cuando lo creen conveniente tratan a un enfermo con terapias biológicas. Según fuentes médicas está dando buenos resultados la aplicación temprana de los biológicos, logrando menos deterioro articular e incluso su mejora. Antes se perdía un tiempo fundamental. Otras fuentes se basaban en aspectos económicos, al ser los biológicos unos medicamentos muy costosos, se retrasaba su administración, ya no ocurre por el bien nuestro, y prima la calidad de vida del paciente.
Mediante la subida a la red de este blog, he podido constatar tanto a través de correos electrónicos y por otras vías de comunicación que somos un pais afortunado por las ayudas que se nos presta a los enfermos de esta y otras patologías, por no tener ningún impedimento en suministrarnos la medicación adecuada a pesar de los altos costes, lo mismo que reumatólogos y programas como Esperanza (unidades para el diagnóstico y seguimiento de los pacientes con espondiloartritis precoz, lo que ha contribuido a disminuir el tiempo entre la aparición de los primeros síntomas y el diagnóstico de los enfermos en más de 4 años).
También contamos con asociaciones de enfermos de espondilitis que cumplen la misión de servir de enlace y mediadoras ante las administraciones públicas, consiguiendo ayudas económicas y participación de especialistas médicos y personas cualificadas, picólogos, fisioterapeutas... que de forma desinteresada echan una mano para informar y orientar en diferentes campos a los enfermos, logrando que las asociaciones sigan al pie del cañón en beneficio de todos los que somos espondilíticos.
El Dr. Eduardo Collantes jefe del Servicio de Reumatología del Hospital Reina Sofía (donde me tratan) dijo en una entrevista, que los médicos al contar con poco tiempo para poder informar detalladamente a los enfermos, abogan por las asociaciones.
Los enfermos que llevamos ya tiempo con tratamientos biológicos, podemos de motus propio aportar información sobre estas terapias. El doble tandem reumatólogos y laboratorios por un lado y asociaciones y enfermos por otro, forman un grupo compacto con una meta en común, un buen FeedBack (retroalimentación), parte indispensable para que una comunicación sea totalmente completa y operativa.

No hay comentarios: