viernes, 18 de marzo de 2011

TERAPIAS BIOLÓGICAS (10)

Había llegado la hora de comenzar con el biológico Humira (Adalimumab). La reumatóloga me entregó la receta para retirarlo de la farmacia del hospital. En la farmacia situada en el sótano, había una ventanilla pequeña a través de la cual tomaron la receta, y antes de entregarme la caja con las inyecciones me indicaron que tenía que mantenerlas en lugar frio (frigorífico), y para el transporte hasta que llegase a mi domicilio, debía de hacerlo metida la caja en una nevera termo, nevera pequeña con una correa para colgarla del hombro,  que me entregaron junto con un folleto y un dvd informativo después del medicamento.
Cogí mi medicación y listo. Cuando llegué a mi casa, puse el biológico en la nevera, y a esperar que tuviese suerte con la terapia.
Al día siguiente me encaminé al Centro de Salud para que el ATS me inyectase.
Fue toda una "novedad", ningún personal sanitario había hasta ese momento puesto ninguna inyección de ese tipo, es más, una ATS me pidio que si le podía dar el prospecto de próximas cajas, para tener un conocimento de dicha terapia.
Necesité pincharme varias veces hasta que noté alivio. No recuerdo el tiempo exacto, pero podría ser en torno a los dos meses y medio más o menos.
Pasado este periodo, sí realmente estaba notando los efectos beneficiosos, los dolores disminuian y ya prácticamente no notaba los chasquidos de las rodillas ni de los tobillos. Para mí era como una  especie de "milagro", sentir menos dolor, menos anquilosamiento y una reducción de los medicamentos antiinflamatorios. Sólamente me tomaba una capsula de Vioxx, medicamento que tiempo después fue retirado del mercado farmecéutico, ante la sospecha de algunos efectos secundarios que habían generado en algún desenlace fatal (infarto de miocardio). Al suspender Vioxx empecé a tomar Celebrex, medicamento análogo al anterior, pero que hasta el momento no ha presentado ningún problema, o por lo menos a los enfermos se nos sigue prescribiendo.


Vídeo que explica cómo utilizar la nueva pluma de Humira, una gran innovación en seguridad y comodidad para los que padecemos enfermedades reumáticas y necesitamos inyectarnos con frecuencia.

3 comentarios:

criss dijo...

Este es mi tratamiento, de momento me va muy bien.
Gracias por el vídeo.

SPONDILOS FUSIONADOS dijo...

De nada. Quiero ayudar.
Un saludo.

Yuls Brumbeck dijo...

Hola, me llamo Yolanda, voy a contar un poco mi caso por si me pudieras orientar un poquillo, tengo 36 años, y llevo desde más o menos los 25 con dolores en todas las articulaciones, las rodillas, la columna, la cadera, los hombros, cuello, codos... no hay parte de mi cuerpo que no me duela en mayor o menor medida, todos los días de mi vida, antes de comenzar con la medicación ( diliban 3 al día, exive de 90 1 por la noche) el cansancio y pesadez del cuerpo eran insufribles, especialmente por las mañanas o cuando paso mucho tiempo quieta, ya sea de pie sentada o tumbada, cuando menos me duele el cuerpo es cuando salgo a caminar, tb tenía los tendones de Aquiles permanentemente inflamados, con mucho dolor, un dolor en el lado derecho de la cadera como si me hubiera dado un golpe muy fuerte, y me dolía mucho al empezar a moverme al ponerme de lado por la noche en la cama, al estar de pie mucho rato o sentada y al tocar la zona,las rodillas me crujen muchisimo, me molestan y duelen incluso al flexionar en movimientos como agacharme o cualquiera que requiera fuerza, en los hombros es otro tanto de lo mismo, con la sensación adicional, de como si se me descolocaran o salieran de su sitio a veces, las cervicales me duelen permanente, tanto unltimamente que me impiden descansar, me producen mareos y dolores de cabeza bastante intensos, hace un par de semanas, estuve durante cuatro meses con un dolor en el codo izquierdo brutal, tanto que se me extendio por todo el brazo y me despertaba gritando de dolor por las noches, he de decir que hace un par de semanas el reumatólogo me hizo una infiltración y ha sido mano de santo.
Estoy llendo al reumatólogo desde hace un par de años, y me han pedido prueba tras prueba, análisis hla, radiografías... La última una gammagrafia y unas cuantas más que no recuerdo ahora, me remitieron al neurólogo, donde después de realizar todo tipo de pruebas, algunas muy dolorosas, se descartó que fuera neurológico, my reumatólogo estuvo mucho tiempo sospechando de espodilitis pero, después del HLA y la radio de cadera lo descarto... Él está muy perdido y yo muy desesperada...
Mi pregunta es, si te suena algún caso como el mío, y si es posible que aunque las pruebas den negativo este oculta la enfermedad...? Muchas gracias, un saludo, Yolanda Vilar
Pd: a veces me da la sensación de que la gente no me toma en serio, y entiendo que después de tantas pruebas que no revelan nada es fácil pensar que me lo estoy inventando, pero le seguro que mi dolor es muy muy real.
Una cosilla mas me enteré hace unos meses que my abuela, que murió joven a los 53 años, padecía de creo que era artrosis desde bien joven, y se lo comenté a mi reumatólogo, pero me dijo que no era probable ...